Publicado el

filosofía -2016- (La respuesta es no ser como ellos, 2017)

A Hank Moody y Californication,

citándoles agradecido.

 

El mundo se viene abajo.

Roma arde, dijo,

mientras se servía otra copa.

Me sigo viendo entre chupitos para dormir; me creo

destruyéndome.

Ignoro la ironía, felicito por la felicidad a todas esas personas

que no pude hacer feliz

y es precioso ver al mundo seguir.

Sin ti.

 

Pero nos levantamos, como si, tras la próxima copa,

viniera el tan esperado premio gordo, la lotería del triple a tres segundos,

el caballo dopado, o el rewind tan necesario

a todas las puertas que dejé entreabiertas

y sin nada dentro.

Reflejando luz, escribiendo poesía.

Proyectando mucha sombra para tan poca silueta.

 

Eres feo, a nadie le gustas

y tu madre te viste mal:

Ahora sonríe,

canalla.

Deja un comentario