carne de sueños -2014- (Izar la negra, 2016)

Miré al cielo. Dije

un sueño espera ser soñado.

Chantal Maillard

 

Todas las mujeres que he amado me han acabado quitándome el sueño.

En cierto modo, no termina de ser lógico que a ti te funcione devolvérmelos.

Y es que, lady, ya no sé cómo decirte que se te escapan milagros

de entre los dientes, que no quiero saber cuántos suspiros te caben en el cuerpo

sólo por la intensidad hecha rutina de seguir

comprobándolo.

 

Estás hecha, y vuelas tanto, como los dientes de león que acabaron perdidos

por pedirte.

Siento esta impaciencia de utopías, este no saber

cómo dar los pasos de uno en uno.

Ahora pienso para dos, y se me da fatal

vivir en un mundo donde esconder el interés,

es la mejor forma de conseguirlo.

 

Mira, no sé cuándo me gané el privilegio de verte la cara detrás de cada mueca,

pero pensar que hay un día a día detrás de ti, me parece una auténtica locura.

Por si acaso, y mientras,

no dejes de despertarme con un pellizco en el brazo.

Los sueños también tienen que asegurarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s