Crucifijo

 

“¿Cómo puedo yo quererte bien si soy mi propio enemigo?”
NACHO VEGAS

 

En mi habitación, donde duermo
y paso la mayor parte del día
sólo hay un tocadiscos, alcohol
un armario con ropa oscura
unas estanterías llenas de libros
y, a los pies de mi cama
como un crucifijo
hay una fotografía
el momento más alto al que llegué con esto
con la poesía
un recorte de periódico donde se nos ensalza
la nueva poesía
y una foto de cuatro de esos poetas

entre los cuales estaba yo.

De esa foto sólo mantengo contacto
ya
con el fotógrafo.

En mi habitación, donde duermo
y paso la mayor parte del día y la noche
sólo hay un tocadiscos, alcohol
un armario con ropa sobre todo oscura
libros muchos libros
y un crucifijo
con el que ya no me hablo
con forma
de foto de familia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s