Sirena

 

“Tan poco tuyo que ahora soy yo
y nunca fui
tan de nadie.”
JORGE DREXLER

 

Hace una semana me bebía el mar
en una siesta sobre las olas
y hoy al verte sonrojarte en la ducha
he sonreído a escondidas
dando las gracias por la suerte
como si hubiera pillado a una sirena
chapoteando en la orilla.

El mundo, en ocasiones
te recoloca los continentes
y te planta un océano donde antes
sólo había desierto.
Se lleva por delante toda resistencia
limpia con rabia divina la vida
te pone sal en las cervezas
decora con conchas y cristales
de colores las horas
y convierte en una aventura una cita cualquiera
en el rincón menos isla del mundo.

Y tú, sirena hasta que se demuestre lo contrario.
Sirena, aunque nunca te haya visto nadar
y apenas acaricies el suelo
con tu rastro de plumas y bruma.

Sirena en cada susurro;
música en cada confidencia
en cada canto del auxilio que me percibes
y del que me salvas, sin preguntar
besándome
como si llevaras toda la vida
en una lista de espera interminable
como el segundo de ojos cerrados

y corazones guiñándose profecías
en el que medito una pregunta sin importancia
mientras separamos los labios
y cierro la puerta de casa
para que no se escapen las gatas
de lo cotidiano.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s